Archivo de la etiqueta: Tercer Sector

Convención del Tercer Sector

El día 25 de octubre de 2016 se celebró la Convención del Tercer Sector. A mí me parece una anomalía que en la mesa de presentación estuviera sentada la Fundación La Caixa, lo siento. Al parecer patrocinó una parte del evento y no es menos cierto que progresivamente el sector tiene más y más financiación para proyectos de dicha entidad, mucha financiación.

Ante esta situación es posible tomar varias posiciones; para algunas entidades La Caixa es un financiador privado más, para otras, recibir dinero de un banco -ni más ni menos y con la que está cayendo- es pervertir su esencia, y entre medias todos los matices que se quiera.

Lo cierto es que no es un financiador privado al uso, no sólo por el volumen de dinero que pone, sino porque tiene sus propias condiciones sobre todo a la hora de justificar la acción, es decir, pide indicadores de rendimiento. También pone condiciones a la contratación y dedicación del personal para sus proyectos. Aquí se plantea la discusión sobre si las entidades que hacen la intervención y saben de ello, se deben plegar y adaptar su metodología al que paga como si de dinero público se tratara o si, por el contrario, está justificado vigilar la inversión de cada cual y, dado que pagas, pones condiciones. Para mí es una anomalía, si quieres poner dinero en acción social de manera privada, lo pones en la causa y con las premisas de quien lo está haciendo, te adhieres a su causa por así decirlo, siendo legítimo que te preocupes por tu imagen y demás cuestiones, pero no tanto condicionar a la entidad.

El Tercer Sector tiene un grave problema de financiación y es complicado cuestionar que se pliegue a exigencias de quien paga. Las muy diversas organizaciones deciden en función de sus necesidades, pero claro, el problema es que esto no sea objeto de debate. En el caso de las entidades que se presentan a concursos públicos sí existe ese debate, se discute acaloradamente si son entidades prestadoras de servicios y si eso debe ser el sector o no. Al final cada una hace lo que estima, si bien se discute. Pero no se escuchó una discusión similar sobre el modelo de La Caixa en la Convención aunque es cierto que en los pasillos internos del sector sí se habla a veces. La cuestión sin embargo es que no estuvo, dicha entidad financiera, como invitada sin más, estuvo como ponente en la mesa de apertura lo que, -simbólicamente- es muy representativo si es un gesto que viene de La Plataforma del Tercer Sector que por otro lado se vanagloria de hacer un trabajo muy fino respetando la sensibilidad de los muchos tipos de entidades que existen.

El caso es que a esta alturas El Tercer Sector ya debería estar acostumbrado a tener problemas de financiación, no es algo consecuencia sólo de esta infinita crisis. En parte por ello justifica los bajos sueldos de media que paga con respecto a otros sectores aunque se queje también de que no consigue atraer talento. Y esta es otra discusión interesante, talento tiene y mucho, lo que cuesta más es retenerlo y eso no se basa sólo en el sueldo, se debe, sobre todo a a) incoherencias internas a las organizaciones graves y b) mala gestión de las personas. Muchas son las personas que estudian queriendo trabajar en el sector o que al menos lo tienen como posibilidad, por ejemplo, pero muchas son también las que son rechazadas por el mismo debido, principalmente, a estas dos cuestiones señaladas. Es decir, personas con talento estarían dispuestas a cobrar menos -dado que ya saben de antemano que así será- que en otro tipo de trabajo, si se tuviera un mínimo de cuidado a esos dos factores. Lo de La Caixa es un ejemplo de incoherencia que afecta a muchas personas con talento, y sobre la mala gestión interna en muchas organizaciones tampoco se habla con franqueza en foros como el que invita a estas líneas. Está bien y es necesario hablar de la situación política, de todos los factores externos a las entidades, es primordial, pero a veces falta que desde una plataforma se diga a las entidades que por el bien del sector también hay que cuidar factores internos. Me atrevería a añadir que porque no se hace, el sector sigue lastrado, teniendo que hacer la pelota más de lo necesario a bancos y administraciones. No todo es una cuestión de dinero, quizás también se debería replantear el concepto de interlocución (con los pagadores) y volver a usar el de crítica social, y el dinero aparecía. Y si no lo hace, habrá merecido la pena.

Please like & share: