Buenismo

Guerra tras guerra se acaba demostrando que la espiral que crece hasta que se derrama sangre está basada en visiones parciales, equivocadas e interesadas del otro. La de Irak es sólo el último ejemplo y el informe Chilcot una muestra del incremento de la velocidad de nuestros días para llegar antes a la misma conclusión a la que sólo un poco después suelen llegar los historiadores. El primer ataque, en cada caso, me parece que ha podido ser igual al que hoy se produce cuando algunas personas utilizan la palabra buenismo. Es decir, puede que todo empiece con alguien que

Sigue leyendo

Integración como excusa

En un reciente debate a cuatro televisado, Andrea Levy, del PP, tras mostrarse de acuerdo con la parte humanitaria del tema de los refugiados sirios, justificaba (o eso creo) la lentitud y casi inexistencia de los procesos de llegada a España por la necesidad de garantizar una adecuada integración. Tal como en estas líneas antes ya he mencionado, no es hoy popular negarse a la acogida de refugiados, ningún partido político, ni político o política suyo, lo hará; unos por convencimiento otros porque no tiene sentido, dada la posición Europea, desgastar la propia imagen. Por otro lado, la idea de

Sigue leyendo

Ineficiencia

En el libro de sociales de mi hija dice que la Unión Europea la forman 507 millones de personas. ¿Este sistema es tan ineficiente que no puede asumir la entrada de un millón, dos, tres o cuatro de refugiados y refugiadas? Pues parece ser ¿resulta – entonces – mejor, pagar 6 mil millones a Turquía para que atienda a los refugiados y refugiadas? Imaginemos por un momento que hablamos de un total de 4 millones de personas – pensando en máximos que podrían querer entrar en la UE aunque nadie lo sabe – esto equivaldría a darle a cada una

Sigue leyendo

Cameron

http://www.elperiodico.com/es/noticias/internacional/las-inmigrantes-musulmanas-deberan-hablar-ingles-para-permanecer-reino-unido-4826068 http://www.eldiario.es/desalambre/Reino-Unido-expulsara-migrantes-reunificadas_0_474902707.html En Europa tenemos un problema si no empezamos a pensar que la integración depende más del grado de prejuicios, clasismo y racismo que del conocimiento de la lengua. Con la reciente pretensión de Cameron de expulsar a las mujeres musulmanas que no mejoren su nivel de inglés sólo queda patente la discriminación por razón de género que impera en nuestras sociedades androcéntricas. Cosa que ya sabíamos, pero que es siempre un argumento en contra de otras culturas porque -decimos- son machistas. Yo veraneo y me escapo para allá cada vez que puedo, en una mediana localidad costera que

Sigue leyendo

Madre mía señor Albiol

Madre mía señor Albiol Primero resulta que no opinar como usted es ser “buenista”. Y serlo, supongo, implica -no sé cómo hemos llegado a esto- ser malo. Este pretendido insulto es muy divertido, tendrá que reconocerlo, porque si ser buenista es defender la paz, la convivencia, la justicia social, la igualdad, por ejemplo, no le veo y no le podré ver la parte criticable. Quizás sería mejor utilizar el termino “malista” para aquellos que defendemos un mundo distinto al que usted defiende. Señor Albiol, su Occidente es multicultural. Es una realidad contrastable y lógica, en él viven culturas, etnias, tradiciones

Sigue leyendo

Asimilacionismo

Resulta descorazonador escuchar, como el sábado escuchamos en La Sexta Noche, a personas como Jorge Verstrynge decir que hemos de adoptar el asimilacionismo y no la integración cuando pensamos en la inmigración. Primero porque no se ha hecho otra cosa hasta el momento y el resultado es el que es. Segundo y no sé si más importante, porque parte de confundir los conceptos de manera peligrosa. Asimilacionismo e integración no son antónimos. El objetivo es la integración, siempre, y para lograrla existen diferentes estrategias, una de las cuales es el asimilacionismo y otra, por ejemplo, la multiculturalidad. Hay más matices

Sigue leyendo

Merkel una y otra vez

Ha sido muy comentado el episodio de Merkel con la niña palestina en un programa de televisión. La niña cuenta su historia de 4 años de residencia en Alemania y sus sueños de estudiar en la universidad, pero le preocupa que su padre no tenga respuesta al asilo solicitado y que no pueda trabajar, así como la posibilidad de que se lo denieguen. Merkel le dice a la niña que no se puede dejar entrar a todo el mundo, la niña se pone a llorar y ella va a consolarla poniéndose algo borde con un comentario del presentador mientras lo

Sigue leyendo